Cerrar
Mapa

Zona:

Guatemala

Ejecución:

En vigor

Lucha contra la violencia machista en San Lucas Tolimán, Guatemala

> Fortalecimiento a los agentes sociales y públicos, y mejora de la coordinación institucional, para un abordaje integral de la problemática de la violencia de género en San Lucas Tolimán

Guatemala, departamento de Sololá, municipio de San Lucas Tolimán.

El feminicidio en Guatemala es la expresión más dura de la conculcación de los derechos humanos de las mujeres indígenas y ladinas del área rural. El miedo a las represalias y al rechazo social, la desigual relación de poder, la falta de información y la invisibilización del problema, el difícil acceso a mecanismos legales de protección, la débil respuesta institucional y la poca confianza en el sistema judicial agravan la situación.

En 2009, se produjeron 847 muertes violentas de mujeres en Guatemala y más de 4.300 casos de violencia sexual asistidos por los servicios forenses. La impunidad alcanza al 96% de los homicidios, según la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala. El país es el segundo de la región, después de México, con la tasa más alta de violencia contra las mujeres.

La «Ley guatemalteca contra el Femicidio y otras Formas de Violencia Contra la Mujer», de 2008, representa un triunfo para los derechos de las mujeres y una herramienta para exigir cuentas a las autoridades. Pero una arraigada cultura machista hace del desarrollo de la ley una lucha contracorriente.

Resultados conseguidos

  • Red de Organizaciones de Mujeres de San Lucas Tolimán



    En el año 2000 se crea la Red de Organizaciones de Mujeres de San Lucas Tolimán -ROMSL-), que agrupa a representantes de 14 Grupos Comunitarios de Mujeres en sendas comunidades, y promueve a nivel municipal acciones en defensa de los derechos de las mujeres. La ROMSLT se integra en 2009 en AMLUDI, Asociación de Mujeres Luqueñas para el Desarrollo Integral.

  • Estudio sobre la violencia de género en San Lucas Tolimán



    Se ha elaborado en 2008 un estudio que recaba información en relación con la violencia de género, violencia psicológica, física, patrimonial y sexual, en el ámbito comunitario e individual. En 2010 se actualiza el estudio con entrevistas a 1.056 personas. Las encuestas arrojan una justificación amplia por parte de los hombres de la violencia física hacia cualquier miembro de la unidad familiar, especialmente hacia las compañeras de hogar, además de datos cuantitativos que hasta entonces se desconocían públicamente.

  • Diplomado de Promotoras Legales en Violencia de Género



    Se ha puesto un en marcha un Diplomado de Promotoras Legales en Violencia de Género impartido a mujeres miembro de la Red de Organizaciones de Mujeres de San Lucas Tolimán de AMLUDI.
    Para ello se ha contado con el apoyo de la Procuraduría de Derechos Humanos –PDH -y del Programa de Prevención y Erradicación de la Violencia Intrafamiliar –PROPEVI-, instancia pública que tiene como mandato trabajar por la erradicación de la violencia intrafamiliar.
    La capacitación a mujeres de la Red para que cumplan la función de Promotoras Legales es fundamental para mejorar la capacidad de recepción, acompañamiento, asesoramiento y derivación de casos a las instancias pertinentes.

  • Protocolo para la identificación de casos de violencia intrafamiliar



    Las siete Promotoras Legales de AMLUDI cuentan con el apoyo de los Grupos Comunitarios de Mujeres, quienes, en sus respectivas comunidades, identifican casos de violencia machista.
    Para desempeñar esta labor, 73 mujeres recibieron formación específica en 2008, pero salvo 12, el resto no quiso implicarse en esta labor de identificación de casos, por temor a recibir represalias de victimarios o de la misma comunidad. En años sucesivos ha ido aumentando este número. En 2012 desempeñan este cometido 75 mujeres, quienes actualmente reciben el nombre de Promotoras Sociales Comunitarias.

  • Fortalecimiento institucional de los Grupos Comunitarios de Mujeres



    1.341 mujeres integrantes de los 14 Grupos Comunitarios de Mujeres que componen la Red de Organizaciones de Mujeres de San Lucas Tolimán reciben formación en género y en derechos civiles y políticos de las mujeres, así como en derechos de la infancia.
    Las capacitaciones se han convertido en espacios importantes para exteriorizar sentimientos y emociones en un contexto en el que la violencia intrafamiliar se padece en el silencio.
    Desde 2008, se organiza una plan de formación anual. Ocho de estos Grupos han concluido su proceso de legalización como organización social. Con ello han visto fortalecida su capacidad organizativa y de acción.

  • Fortalecimiento institucional de La Red de Organizaciones de Mujeres



    Las representantes o suplentes en la Red de sus respectivas Grupos Comunitarios, la Junta Directiva y el equipo técnico reciben formación continua en materias como: asociacionismo, trabajo en equipo, gestión de proyectos, planificación y evaluación, liderazgo, oratoria, ciclos de la violencia, incidencia política y social, derechos sexuales y reproductivos, derechos humanos.
    Con ello han visto fortalecida su capacidad de respuesta colectiva, política, legal y social, ante la violencia de género.

  • Plan estratégico de AMLUDI



    AMLUDI, la Asociación de Mujeres Luqueñas para el Desarrollo Integral en la que se integra La Red de Organizaciones de Mujeres de San Lucas Tolimán, elabora el Plan Estratégico 2010-2020, que es aprobado por la Asamblea General de la Red.
    En cada una de las 14 comunidades que integran la Red se formulan Planes Anuales de Género, en coherencia con el Plan Estratégico aprobado.

  • Talleres de concienciación y capacitación en equidad de género para los Consejos Comunitarios de Desarrollo -COCODES-



    Los COCODES son instancias formales de participación ciudadana en cada comunidad, y están integrados mayoritariamente por hombres.
    Representantes de la Red de de Organizaciones de Mujeres, su Junta Directiva, las Promotoras Legales y las Promotoras Sociales se reúnen periódicamente con los Consejos Comunitarios de Desarrollo –COCODE.
    Ellas capacitan a los COCODES, y éstos sensibilizan en las comunidades sobre el trabajo que desarrolla la Red de Organizaciones de Mujeres.

  • Promotores Comunitarios de Masculinidad por los derechos de las mujeres



    La capacitación continua a los COCODES ha permitido vencer las resistencias de muchos hombres hacia la Red de Organizaciones de Mujeres, considerada en los inicios de su andadura por una gran mayoría de los hombres, según se refleja en los estudios realizados, como una entidad que persigue penalmente a los hombres y divide a las familias.
    Siete hombres miembros de los diferentes Consejos Comunitarios de Desarrollo -COCODES- se han formado y actúan de promotores de los derechos humanos de las mujeres y de la infancia.
    Conciencian en sus comunidades a hombres y mujeres de que la violencia física y psicológica hacia las mujeres es uno de los efectos del sistema patriarcal imperante que se debe erradicar para el bien de toda la comunidad.

  • Asistencia legal y Atención psico-social a víctimas y familiares de violencia intrafamiliar



    AMLUDI ha puesto en marcha un servicio de asesoramiento legal llevado por las promotoras legales, a mujeres en casos de abusos de poder en el ámbito familiar y laboral (discriminación por género en el trabajo; reclamación de pensiones alimenticias, etc).
    El número de denuncias ha pasado de 13 en 2009, a 54 en 2010. Igualmente, se ha abierto un espacio para atender psicológicamente a víctimas y familiares.

    Esta línea estratégica ha tenido una gran dificultad, porque el nivel formativo de la población local es bajo, y no ha sido fácil encontrar a una licenciada en psicología que domine el idioma maya kaqchikel.
    A pesar de la lentitud y alto coste de los trámites legales, que desembocan con frecuencia en el abandono de su caso por la víctima, sometida además a acoso del agresor y prejuicios de operarios públicos, se ha conseguido que las autoridades competentes dicten medidas de protección para tres de las víctimas atendidas en 2010. Éste es un hecho excepcional en la práctica judicial guatemalteca.

  • Asistencia legal y Atención psico-social a víctimas y familiares de violencia intrafamiliar



    AMLUDI ha puesto en marcha un servicio de asesoramiento legal a mujeres en casos de abusos de poder en el ámbito familiar y laboral; discriminación por género en el trabajo; reclamación de pensiones alimenticias; etc.
    El número de denuncias ha pasado de 13 en 2009, a 54 en 2010. Igualmente, se ha abierto un espacio para atender psicológicamente a víctimas y familiares. Esta línea estratégica ha tenido una gran dificultad, porque el nivel formativo de la población local es bajo, y no ha sido fácil encontrar a una licenciada en psicología que domine el idioma maya kaqchikel.

  • Protocolo de coordinación institucionalen atención a víctimas de violencia de Género



    Se ha potenciado la coordinación del sistema público de atención a víctimas de violencia de género: la Red de Derivación de Atención a víctimas de Delitos de Santiago Atitlán –REDAVD-, que abarca 6 municipios de influencia; la Red de Derivación de Atención a Víctimas de Delitos de Sololá -REDAVD-, que abarca 13 municipios de influencia; y la Comisión para la Prevención de la Violencia Intrafamiliar de Sololá –COPREVIS-. Los espacios de coordinación con las diferentes instituciones, autoridades comunitarias y otros actores, está siendo muy importante para el abordaje integral de la Violencia Intrafamiliar –VIF- y de Género.

  • Curso en violencia de género al personal docente



    Docentes de escuelas públicas de las catorce comunidades reciben anualmente un curso de violencia de género y maltrato infantil. Colaboran la Comisión Presidencial contra la Discriminación y Racismo de los Pueblos Indígenas -CODISRA-; la Oficina Técnica Administrativa del Ministerio de Educación del distrito de San Lucas Tolimán; la Procuraduría de Derechos Humanos de Santiago Atitlán y la Asociación Nuevos Horizontes, entidad socia de Solidaridad Internacional Nazioarteko Elkartasuna en Sololá.
    La importancia de trabajar con el profesorado radica en la posibilidad que tiene el cuerpo docente de transmitir los conocimientos adquiridos y promover el cambio de actitudes y valores en la población a través del espacio humano que facilita la escuela y, además, por el papel que pueden desempeñar en la detección de casos de violencia intrafamiliar.

  • Curso en violencia de género al personal sanitario



    Personal del ámbito de la salud reciben anualmente cursos de violencia de género; los centros de salud son espacios estratégicos para el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos, la eliminación de prejuicios y para la detección y seguimiento de casos de violencia de género y de violencia intrafamiliar.

  • Curso en violencia de género al personal de justicia, abogacía y policía



    Personal del ámbito público de la justicia y de la policía y de distintas áreas municipales reciben anualmente cursos de violencia de género. Este espacio formativo continuo permite analizar la situación jurídica y legal de la violencia contra las mujeres y el maltrato infantil, mejorar los mecanismos de prevención y protección, eliminar prejuicios, consolidar estrategias de atención integral a víctimas e incidir en el necesario desarrollo normativo en favor de las víctimas y sus derechos.

  • Campaña de concienciación sobre la equidad de género entre el alumnado de San Lucas Tolimán



    El alumnado de los centros rurales de primaria -12- y secundaria -5- que existen en las comunidades reciben cada curso escolar charlas sobre la violencia intrafamiliar, y se les enseña que esta práctica constituye un delito penal que conculca los derechos humanos.

  • Campañas de concienciación sobre la equidad de género en las comunidades



    Foros abiertos en las comunidades, ferias ciudadanas, programas radiales, celebración pública del Día Internacional de la Eliminación contra la Mujer y del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, junto con otro tipo de actividades se organizan anualmente desde 2007 para combatir los patrones culturales que explican la extensión de la violencia intrafamiliar y de género en este municipio, y la conculcación de los derechos de las mujeres.
    Las Promotoras Legales de AMLUDI, los Promotores Comunitarios de Masculinidad y las Promotoras Sociales de las comunidades diseñan las actividades de cada campaña. En 2012, con motivo de las elecciones municipales, siete partidos políticos firmaron en un acto público organizado por AMLUDI un Acta de Compromiso con el derecho al desarrollo humano de las mujeres indígenas.

  • Grupos de Autoayuda de mujeres víctimas de violencia



    Los Grupos de Autoayuda son espacios de encuentro y diálogo que nacen de la necesidad entre mujeres agredidas, que al compartir su experiencia de vida se apoyan mutuamente en la ruptura del círculo de violencia. Reciben el acompañamiento de las Promotoras Legales y de la psicóloga de AMLUDI.

  • Grupo de Voluntariado contra la violencia Intrafamiliar



    Compuesto básicamente por docentes de las diferentes comunidades, funcionariado sensibilizado y familiares de víctimas que se han atrevido a denunciar sus casos, se ha conformado en 2010 un Grupo de Voluntariado que asume el compromiso de actuar de enlaces con AMLUDI. Este Grupo recibe formación específica -Caminando en su zapatos- sobre la ruta que debe recorrer una víctima -especialmente mujer- cuando sufre de violencia intrafamiliar.

  • Agenda social contra la violencia intrafamiliar



    Mediante un proceso participativo, para el que se han organizado tres foros municipales y diferentes charlas en las comunidades del municipio, la Red de Organizaciones de Mujeres ha elaborado una Agenda social contra la violencia intrafamiliar, para incidir en las políticas públicas y en el desarrollo normativo de un problema que atenta contra la integridad, la salud, las libertades, los derechos y la vida de las mujeres, y que en Guatemala adquiere proporciones descomunales .

Galería de fotos y videos

Colaboradores

Entidades Socias

AMLUDI – Asociación de Mujeres Luqueñas para el Desarrollo Integral.

Instituciones solidarias

Zer0'7 - Fondo de Solidaridad de trabajadores y trabajadoras del Gobierno Vasco y Osakidetza.

Agentes sectoriales estratégicos

Centro de Justicia de Sololá (Secretaría Ejecutiva de la Instancia coordinadora para la modernización del sector de la justicia). Colaboración en eventos a favor de la prevención y sensibilización sobre la violencia intrafamiliar
COPREVIS - Red Nacional de Derivación para la atención a las víctimas. Planificación de estrategias que permitan mejorar la atención de manera integral a víctimas
REDAV - Red de Derivación de Atención a Víctimas del Delito. Planificación de estrategias que permitan mejorar la atención de manera integral a víctimas
COCODES - Consejos Comunitarios de Desarrollos. Participación directa en actividades de capacitación y concienciación
Defensoría Maya Sololá. Se trabaja en coordinación con la Defensoría, para el tratamiento de casos de violencia.
CMM - Comisión Municipal de la Mujer. Abriendo espacios de análisis y debate sobre la actual problemática que enfrenta la mujer Luqueña y en donde se ha incidido para la inclusión de contenidos de la Agenda Social elaborada por la Red Creada de atención a Víctimas. AMLUDI, contraparte local, forma parte de esta comisión.
CALDH - Centro de Acción Legal para los Derechos Humanos. Se trabaja conjuntamente en el seguimiento a los talleres sobre Género y la nueva masculinidad.
CCDA - Asociación Comité Campesino del Altiplano. Capacitación en nuevas masculinidades y campañas de sensibilización.
CICAM - Centro de Investigación y Atención a Mujeres. Participación en actividades sobre Violencia Sexual y Medicina Forense .
CIDES – Centro de Investigaciones para el Desarrollo Sostenible . Participación en actividades sobre Violencia en Adolescentes.
CONPREDEDE - Concejo Nacional para la Prevención del Delito. • Participación en actividades sobre Violencia en Adolescentes

Voluntariado

Jóvenes Cooperantes del Gobierno Vasco. A través del programa de Jóvenes Cooperantes del Gobierno Vasco, dos mujeres con formación en Educación Social y en Psicología especializada en prevención psicosocial, respectivamente, desarrollaron un voluntariado desde Julio a Septiembre de 2010. Su colaboración consistió en apoyar al personal técnico de AMLUDI en las reflexiones sobre género, derechos de las mujeres, mediación de conflictos, autoestima, terapia individual y grupal. Acompañaron en la formación y sensibilización a las mujeres de las comunidades, e hicieron sugerencias de mejora del servicio de apoyo psicológico a las víctimas de violencia de género y de violencia intrafamiliar que acuden a AMLUDI.