Empoderamiento de líderes locales, mujeres y jóven_s como sujetos políticos indígenas en 5 municipios de Sololá

Linea de actuación

Equidad de género

Zona

Guatemala

Ejecución

2019 / 2020

Financiado por la Agencia Vasca de Cooperación para el Desarrollo AVCD, y ejecutado por AMLUDI, CPDL y Solidaridad Internacional, fortalece el ejercicio de la participación ciudadana y política de mujeres y jóvenes indígenas de los municipios de San Andrés Semetabaj, San Antonio Palopó, San Lucas Tolimán, Santiago Atitlány San Pedro La Laguna,Sololá, promoviendo la realización de los Acuerdos de Paz de Guatemala y del Convenio 169 de la OIT y el avance de Guatemala hacia formas de organización y participación política que reconozcan la multiculturalidad y los derechos de los pueblos indígenas. El proyecto implementa:

  • Redes municipales de organizaciones de mujeres cuentan con un plan de incidencia política para posicionar acciones en defensa de los derechos de las mujeres indígenas en las agendas políticas de las autoridades municipales.
  • Grupos de mujeres indígenas y grupos de joven_s indígenas cuentan con una metodología y plan de acción para realizar auditoría social del cumplimiento del Convenio 169 de la OIT sobre los pueblos indígenas, en vinculación con el Observatorio de violencia contra las mujeres y participación con equidad.
  • Grupos de mujeres han incorporado a la gestión de su iniciativa productiva una buena práctica fruto del intercambio de experiencias entre grupos de mujeres que desarrollan iniciativas productivas

   

Para fortalece el ejercicio de la participación ciudadana y política de mujeres y jóvenes indígenas de los municipios de San Andrés Semetabaj, San Antonio Palopó, San Lucas Tolimán, Santiago Atitlány San Pedro La Laguna,Sololá, Guatemala.

Resultados conseguidos

Mujeres y jóven_s indígenas de comunidades rurales, dotados de herramientas para una participación ciudadana y política crítica y proactiva

​​​​​​

  • Mujeres y joven_s indigenas de comunidades rurales, dotados de herramientas para una participación ciudadana y política crítica y proactiva mediante la implementación de comisiones comunitarias de mujeres y comisiones comunitarias de joven_s, como fruto de los procesos de formación sociopolítica, identifican: a) a las instituciones públicas  nacionales y locales como titulares de obligaciones para el cumplimiento de los derechos de los pueblos indígenas; b) a la sociedad civil y grupos organizados de la misma como titulares de derechos; c) a los pueblos indígenas como titulares de derechos específicos amparados por diversos instrumentos jurídicos nacionales e internacionales.
  • Mujeres representantes de las comisiones comunitarias de mujeres han emitido observaciones en la evaluación de la implementación del Plan Operativo Anual 2019 de la Secretaría Presidencial de la Mujer -SEPREM- en Sololá.
  • La secretaría de la Mujer del Consejo Departamental de Desarrollo - CODEDE- cuenta propuestas de acción para la defensa de los derechos de las mujeres diseñadas por las comisiones comunitarias de mujeres.

Fortalecido el ejercicio del derecho a la participación de los grupos organizados de mujeres y joven_s indígenas de áreas rurales articulados a la Misión Indígena de Observación Electoral y al Observatorio de violencia contra las mujeres y participación

  • La Observación Electoral 2019 de Sololá, constituida por las mujeres y la juventud de las comunidades de intervención, ha socializado el informe sobre la inclusión de los pueblos indígenas en el proceso electoral y ejercicio de votaciones en primera y segunda vuelta.
  • Las mujeres y la juventud indígena y urbana han elaborado propuestas para implementar el ODS 15 "Vida de ecosistemas terrestres" desde la perspectiva de los pueblos indígenas.

Mejorada la organización y capacidades técnicas de los grupos de mujeres indígenas para fortalecer iniciativas productivas lideradas por mujeres.

  • Las mujeres indígenas ponen en marcha un proyecto productivo orientado a la seguridad alimentaria familiar.
  • Las mujeres indígenas obtienen ingresos económicos a través de la gestión de viveros de especies nativas de la región de Sololá, contribuyendo a la sostenibilidad ambiental.
  • Mujeres sobrevivientes de violencia de género obtienen ingresos económicos a través del acopio y venta de residuos sólidos, aportando a la sostenibilidad ambiental de la cuenta del lago Atitlán.