Necesidades básicas por emergencia en Sololá y Retalhuleu, Guatemala

Linea de actuación

Acción Humanitaria

Zona

Guatemala

Ejecución

Noviembre 2011 - Febrero 2012

Guatemala, departamento de Sololá, municipios de San Andrés Semetabaj y San José Chacayá, y departamento de Retalhuleu, municipio de Champerico

La depresión tropical Doce E, del 12 de octubre de 2011, dejó a más de 90.000 personas afectadas en el territorio guatemalteco. El Gobierno declara el Estado de Calamidad Pública el 16 de octubre. Infraestructuras viarias destrozadas, fallos en la energía eléctrica, redes de agua y sistemas de saneamiento destruidos, deslaves, desbordamientos de ríos, pérdidas de cultivos y casas fueron las peores consecuencias. Las autoridades confirmaron la muerte de al menos veintitrés personas, y más de 30.000 víctimas. Varios meses después, las condiciones de emergencia se incrementaron por la temporada de frío, acentuada por doce frentes fríos, que ocasionaron heladas meteorológicas.

En respuesta a esta emergencia, nos coordinamos con el resto de los actores locales e internacionales presentes en estas zonas para dar una respuesta urgente a las necesidades más acuciantes de la población afectada.

Atención y cobertura de necesidades básicas para garantizar las condiciones adecuadas de salud y seguridad alimentaria a la población afectada por la depresión tropical 12-E de septiembre de 2011 en el marco de la emergencia nacional decretada en Guatemala

Resultados conseguidos

Canastas de alimentos distribuídas

Cada canasta estaba compuesta por:1 botella de aceite, 3 libras de azúcar, 1 libra de sal, 10 libras de maíz, dos libras de arroz y cuatro libras de frijol. Estas ayudas se entregaron a 858 familias (4.290 personas) de los municipios de San Andrés de Semetabaj, de San José Chacayá y de Champerico.

Ropa de cama de invierno distribuída

Para la protección ante las bajas temperaturas en San Andrés Semetabaj y San José Chacayá, se distribuyeron colchas, mantas y sábanas a quienes habían perdido todo por las lluvias (2.290 personas).

Pozos artesanales desinfectados

Se repartió el instrumental para construir un dosificador de cloro, se enseñó a usarlo y se efectuó la limpieza y cloración de 300 pozos artesanales en el municipio de Champerico, con el fin de purificar las fuentes de agua para consumo humano de 1.541 personas.